//
Llame GRATIS: 900 64 92 40
COMPARTEShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los Bonos Convertibles del Banco Popular –Bonos Popular– son un producto complejo que se comercializó en el año 2009 entre los clientes de la entidad bajo la idea de que se trataba de un producto seguro con alta rentabilidad. Ahora, nuestro Tribunal Supremo, lo califica como un producto “altamente complejo” y confirma que los afectados pueden recuperar el dinero invertido.

El Tribunal Supremo clasifica los Bonos Convertibles de Banco Popular.

La Sala Primera, de lo Civil, del Tribunal Supremo, en su Sentencia de 17 de junio de 2016, entiende que “Dichos bonos necesariamente convertibles en acciones son un producto complejo en atención a sus características especiales en la forma de canje, ecuación de conversión y obligación de canje anticipada para el adquirente”, refiriéndose al producto colocado por Banco Popular.

Igualmente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ya se había posicionado en el lado de los afectados por la suscripción de este producto. En los últimos informes emitidos sobre este tipo de producto han afirmado rotundamente que “el producto […] –suscrito en 2009– […] que el banco les canjeó en 2012 era complejo” así como que “son un tipo de activo que por sus especiales características deben ser considerados como productos complejos“.

En definitiva, tanto nuestro más alto tribunal como el órgano regulador de los mercados de valores, han dictaminado que la complejidad de los Bonos Convertibles del Banco Popular, además implica un alto riesgo.

¿Qué importancia tiene que sea considerado como alta complejidad de los bonos?

El hecho de que este producto sea abiertamente considerado como complejo por nuestro Tribunal Supremo y por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, confirma que la entidad financiera debió actuar con una mayor diligencia y atención a la hora de comercializar este producto entre sus clientes minoristas.

La Ley del Mercado de Valores –LMV– entiende que el banco tiene que ser más cuidadoso a la hora de comercializar productos complejos y, en caso de colocar estos instrumentos a clientes minoristas, cuidar especialmente la información que les suministra.

Entre otros, Banco Popular tenía que:

  1. Suministrar información precontractual: Ofrecer información en un documento que el cliente pueda llevarse unos días antes para poder estudiar con calma la oferta.
  2. Analizar el perfil del cliente: Realizar los Tests incorporados en la normativa MIFID para comprobar la conveniencia del producto para el cliente y la idoneidad del mismo como inversor.

Banco Popular incumplió sus obligaciones en la contratación de los bonos.

Así lo recoge la Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de junio que se remite a la Directiva 1993/22/CEE, a la LMV y al Real Decreto 217/2008, de 15 de febrero cuando establece que la entidad “incumplió las normas sobre información completa, clara y precisa exigible, lo cual propició que la declaración de voluntad del cliente estuviera viciada por error esencial y excusable, en relación con la verdadera naturaleza, riesgos y adecuación del producto.”

Según esta doctrina, los afectados por los bonos, a los que la entidad no haya suministrado la información suficiente o no les hayan realizado la evaluación de su perfil inversor, podrán recuperar todos sus ahorros.

Únase a la plataforma, recupere su dinero.

Contáctenos aquí o directamente en el teléfono gratuito 900 64 92 40. Desde la Plataforma queremos ayudarte a recuperar tus ahorros. Ya somos cientos de afectados. Juntos recuperaremos nuestro dinero. Únete a nosotros, nuestros asesores cuentan con un 100% de casos favorables.