//
Llame GRATIS: 900 64 92 40
Accionistas Afectados por el Banco Popular: una nueva crisis bancaria

Accionistas Afectados por el Banco Popular: una nueva crisis bancaria

Un nuevo frente para el Banco Popular se abre. Ahora, los accionistas de Banco Popular tienen la puerta abierta a una posible reclamación. Los accionistas que han adquirido acciones  en la ampliación de capital de mayo de 2016, podrían solicitar la nulidad de la orden de compra, toda vez que, la decisión de adquirir acciones de Banco Popular se tomó basándose en unos datos, que realmente, no eran reales.

Si usted es accionista y quiere recuperar su dinero, el despacho Rúa Abogados está agrupando a los afectados en una plataforma de accionistas afectados por el Banco Popular.

Obligaciones del Banco Popular respecto a la entrega de documentación

Obligaciones del Banco Popular respecto a la entrega de documentación

Con frecuencia las entidades bancarias se niegan a entregar la documentación relacionada con los contractos de productos financieros efectuados con sus usuarios, en aras de dificultar su derecho a reclamar o ejercitar acciones legales. Algunas personas se conforman con esa negativa, pero otras persisten en la idea de hacer valer sus derechos como consumidor.

Si bien el tiempo que dedican los usuarios a esta labor no es para nada despreciable, pasando en muchas ocasiones por ratos amargos, la respuesta a esta incidencia es bastante simple: Todos los bancos están obligados a entregar la documentación contractual a sus clientes y usuarios.

Ahora bien, intentaremos responder tres preguntas directamente asociadas con la anterior afirmación, concretamente con el Banco Popular, ante el caso de los bonos convertibles:

¿Cuáles son los documentos que debe entregar la entidad bancaria?

El banco debe hacer entrega una vez solicitado por el cliente, con carácter gratuito, del contrato como tal y de otros documentos complementarios, suplementarios o relacionados con el vínculo contractual entre ambas partes.

El contrato es el documento esencial que recoge el acuerdo de voluntades entre las partes, que puede variar en su forma y contenido según el servicio o producto de que trate. Por ejemplo, en un préstamo hipotecario suele ser una escritura notarial, mientras que en una adquisición de bonos convertibles puede constituirse en la orden de suscripción de valores y en un contrato de depósito y administración de valores.

En el caso de bonos convertibles y otros productos complejos, el usuario puede solicitar estados financieros, movimientos, fichas informatizadas, extracto de rendimientos e intereses, folletos y/o trípticos informativos de condiciones de emisión de los productos, información fiscal, clasificación del cliente, cuestionarios de conveniencia e idoneidad, reclamaciones, quejas, etc.

Las bancos deben hacer entrega de toda la información relativa a los servicios y/o productos contratados, incluyendo su evolución. Por ejemplo, en el caso de un préstamo hipotecario el interesado puede solicitar, según sea el caso, oferta vinculante, recibos, extractos bancarios, cuadros de amortización, reclamaciones, quejas, etc. La copia de las escrituras de préstamo, compraventa, novación y subrogación pueden ser solicitadas ante el Notario.

¿En qué nos basamos para sostener que los bancos tienen esa obligación?

El ordenamiento jurídico español regula integralmente las obligaciones de las entidades financieras en sus relaciones contractuales con usuarios y consumidores, incluyendo la entrega de documentación contractual.

El Texto Refundido de la Ley del Mercado de Valores (TRLMV), aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre, sistematizó de un modo más completo el conjunto de obligaciones de las entidades financieras hacia sus clientes, enfatizando en su actuación diligente, transparente y leal, así como en su deber general de información sobre la naturaleza, objeto, coste y riesgos de la operación.

Si bien en dicho texto legal, no se estipula expresamente la obligación de entregar la documentación contractual al usuario, se infiere de sus preceptos relativos al registro de contratos. Esto se traduce en que las entidades deben dejar constancia por escrito de los contratos suscritos con clientes minoristas, so pena de cometer una infracción muy grave que puede conllevar sanciones de hasta 600.000 euros.

El texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (TRLGDCU), aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, incluye las obligaciones de información previa al contrato así como las relativas al momento de la contratación. En tal sentido, se especifica que en los contratos se entregará recibo justificante, copia o documento acreditativo con las condiciones esenciales de la operación, incluidas las condiciones generales de la contratación, cuando éstas sean utilizadas.

La Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios, del entonces Ministerio de Economía y Hacienda, señala que “las entidades de crédito deberán entregar al cliente el correspondiente ejemplar de documento contractual en que se formalice el servicio recibido”, con independencia del tipo de contrato y sin necesidad de solicitud previa del mismo.

Asimismo, indica que: “Las entidades de crédito deberán conservar el documento contractual y poner a disposición del cliente copia del mismo siempre que éste lo solicite”. Es decir, la entrega de forma gratuita del correspondiente ejemplar de documento contractual constituye un imperativo legal para las entidades financieras, ya sea en un momento inicial o posterior, tantas veces como el usuario o consumidor así lo requiera.

En el mismo sentido, la Circular 5/2012, de 27 de junio, del Banco de España, que desarrolla la Orden anterior, extiende a todos los servicios bancarios la obligación de las entidades de crédito de entregar al cliente, de forma gratuita, el ejemplar del documento contractual en que se formalicen dichos servicios, bien en soporte electrónico duradero, bien mediante copia en papel.

 ¿Cuáles son los mecanismos e instancias antes las cuales reclamar en caso negativo?

Ante la negativa de entrega de documentación lo más recomendable sería, de inicio, presentar una reclamación ante la propia entidad bancaria o, más específicamente, ante su servicio de atención al cliente. Este es un requisito indispensable establecido por el Banco de España para presentar una ulterior queja o reclamación, al igual que sucede con la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

De la misma forma, el cliente  en su calidad de consumidor, tiene la posibilidad de presentar hojas de reclamación en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor, en el servicio provincial de consumo donde radique el establecimiento, así como en cualquier oficina o registro de las Administraciones Públicas.

Claro está, para evaluar la viabilidad de cada caso desde el punto de vista legal, es necesario contar con los documentos relativos al contrato. Nuestro despacho jurídico, a cargo de Rúa Abogados, se encargará de asesorarlo adecuadamente a fin de obtener dicha documentación. Estudiarán su caso de forma gratuita y sin compromiso alguno.

En los Bonos Convertibles del Banco Popular: ¿Qué documentación necesito?

En los Bonos Convertibles del Banco Popular: ¿Qué documentación necesito?

Primeros Pasos

A unos días de que estallen la “burbuja” de los Bonos Convertibles del Popular, son muchos los que se ponen en contacto con abogados, se unen a plataformas como la nuestra o buscan en internet información que les ayude a comenzar sus reclamaciones.

Pues bien, el primer paso es tener la documentación necesaria para que los abogados puedan trabajar en tu expediente de bonos convertibles. En ocasiones, no hemos guardado todos los documentos, o se han extraviado, pero Banco Popular si tiene que tenerlos todos.

Si no disponemos de la documentación debemos solicitársela al banco. Aquí tienes un modelo para solicitar la documentación, según hayas adquirido Bonos I/2009 y aceptado el canje en 2012, a BONOS II/2012, si adquiriste los bonos en el 2009 y no aceptaste el canje o si has comprado directamente tus bonos en el 2012 –BONOS II/2012–.

¿Qué documentación necesito?

Si bien, los abogados pueden empezar a trabajar solo con la documentación que tengas por casa –por ejemplo, un simple extracto de la cuenta bancaria– si tenéis acceso a ella necesitaríais:

  • Contrato de depósito y/o administración de valores.
  • Órdenes de valores –es la orden de compra de los bonos–.
  • Tests de conveniencia e idoneidad realizado en la adquisición del producto.
  • Tríptico informativo de los Bonos I/2009 y Bonos II/2012.
  • Extracto de la cuenta de valores, donde está depositado el producto, desde la fecha de adquisición del producto hasta la actualidad.
  • Extracto de la cuenta a la vista/corriente asociada a la cuenta de valores, en la que se percibieron –en su caso– los rendimientos del producto, desde el 1/1/2008 hasta la actualidad.
  • Extracto detallado de los intereses percibidos.
  • Toda la documentación relativa al canje pro bonos serie BONOS II/2012.
  • Clasificación del cliente según normativa MIFID en el momento de contratación del producto.
  • Cualesquiera otros documentos relacionados con la contratación del producto.

El banco tiene la obligación de entregar la documentación y, normalmente, lo hace en un plazo de 15 días/un mes. Si pasado ese tiempo no le entregan la documentación, se podrá presentar una reclamación en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y ante el Banco de España.

Infórmate con nuestros abogados colaboradores sobre los bonos convertibles del Banco Popular, ellos podrán informarte de forma pormenorizada.

¿Cómo empezar a recuperar su dinero del producto bancario Bonos del Banco Popular?

¿Cómo empezar a recuperar su dinero del producto bancario Bonos del Banco Popular?

Tras la sentencia del Tribunal Supremo del pasado 17 de junio de 2016, por el producto bancario Bonos del Banco Popular, los afectados están cada vez más cerca de recuperar el dinero invertido en éste.

Este producto de inversión calificado por la jurisprudencia como un producto bancario “complejo y arriesgado” fue comercializado por Banco Popular durante el año 2009, a miles de consumidores, que 7 años después, perdieron cerca del 80% de su inversión con el canje por acciones.

Banco Popular incumplió la normativa MiFID –ya traspuesta en el momento de la comercialización–, al no ofrecer a los consumidores una información clara, completa y veraz.

Por este incumplimiento, cientos de afectados ya han solicitado la nulidad del contrato de suscripción de los Bonos Popular, tomando como base la deficiente información proporcionada por la entidad en el momento de la comercialización.

Desde la plataforma de afectados sabemos que puedes recuperar el 100 % del dinero invertido en este producto bancario.

Para ello, será necesario que el afectado por los bonos del Banco Popular, disponga de la siguiente documentación, o bien la solicite en su sucursal bancaria:

  1. Contrato de depósito y/o administración de valores.
  2. Órdenes de valores –es la orden de compra de los bonos–.
  3. Tests de conveniencia e idoneidad realizado en la adquisición del producto.
  4. Tríptico informativo de los Bonos I/2009 y Bonos II/2012.
  5. Extracto de la cuenta de valores, donde está depositado el producto, desde la fecha de adquisición del producto hasta la actualidad.
  6. Extracto de la cuenta a la vista/corriente asociada a la cuenta de valores, en la que se percibieron –en su caso– los rendimientos del producto, desde el 1/1/2008 hasta la actualidad.
  7. Extracto detallado de los intereses percibidos.
  8. Toda la documentación relativa al canje pro bonos serie II/2012.
  9. Clasificación del cliente según normativa MIFID en el momento de contratación del producto.
  10. Cualesquiera otros documentos relacionados con la contratación de este producto bancario.

Desde la plataforma ponemos a tu disposición unos formularios elaborados por nuestros asesores –Rúa Abogados– para que puedas pedir la documentación en tu sucursal.

En caso de solicitar la documentación, la entidad bancaria tiene la obligación de proporcionársela. Si en un plazo prudencial de tiempo, no obtiene respuesta y no logra conseguir la documentación requerida, debe interponer una reclamación en el Servicio de Atención al Cliente de la entidad bancaria, y en caso de no obtener respuesta, o que esta no sea satisfactoria, deberá proceder a una posterior reclamación ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Nuestro despacho asociado, Rúa Abogados, está especializado en Derecho Bancario. Juntos te ayudamos a recuperar el dinero invertido en este producto bancario del Banco Popular.

Cronología de los Bonos Convertibles del Banco Popular

Cronología de los Bonos Convertibles del Banco Popular

Fue en el año 2009 cuando, por falta de liquidez, Banco Popular emitió y comercializó los “Bonos Subordinados obligatoriamente canjeables en acciones de Banco Popular, I/2009”. Estos títulos fueron ofrecidos entre clientes minoristas como un “producto seguro”, “sin riesgos”, falseando las características reales de la inversión, con el único objeto de adquirir liquidez de forma rápida a costa de sus propios clientes.

Su vencimiento inicial era de 4 años, pero lejos de mejorar, la situación de Banco Popular seguía empeorando y con él miles de clientes sufrían devaluaciones de entorno al 80% en sus carteras de valores.

Durante el 2012 la entidad, ante la devaluación del producto, decidió prolongar el engaño durante 3 años más. Por ello, Banco Popular colocó al 95 % de los tenedores de los Bonos I/2009 los nuevos “Bonos Subordinados obligatoriamente convertibles en acciones de Banco Popular, II/2012”.

El pasado 25 de noviembre de 2015, vencieron los Bonos II/2012, canjeándose, de forma obligatoria, por acciones de Banco Popular, a un precio 4 veces superior a su valor real en el mercado, por lo que, los afectados por los bonos, perdieron el 80 % de su inversión.

Desde entonces, el precio de estas acciones no ha dejado de bajar, generando un importante agravio económico a quienes lo padecen, con pérdidas superiores al 90 % del capital invertido.

17 de junio de 2016: El Tribunal Supremo declara complejo el producto –Bonos Popular– y condena al banco.

El Tribunal Supremo ha fallado en contra de la entidad dando la razón a los inversores. La Sala Primera, de lo Civil, del Tribunal Supremo, en su Sentencia de 17 de junio de 2016, entiende que Dichos bonos necesariamente convertibles en acciones son un producto complejo en atención a sus características especiales en la forma de canje, ecuación de conversión y obligación de canje anticipada para el adquirente”.

Que la entidad haya faltado a su obligación de informar de forma clara y comprensible, tal como reconoce la Sentencia, “incumplió las normas sobre información completa, clara y precisa exigible, lo cual propició que la declaración de voluntad del cliente estuviera viciada por error esencial y excusable, en relación con la verdadera naturaleza, riesgos y adecuación del producto”, permite a los afectados ejercitar acciones legales de forma segura, amparándose en esta doctrina.

La sentencia condena a Banco Popular a devolver el 100% del dinero invertido más los intereses legales desde la fecha de la inversión –menos los dividendos e intereses percibidos, junto a los intereses legales de los mismos–, mientras al cliente se le retirarán las acciones que tenga en la actualidad.

Si es un afectado, únase a la plataforma. Nuestros Abogados cuentan con un 100 % de resoluciones favorables en materia bancaria. Usted puede recuperar el 100 % de sus ahorros..

Sentencia del Tribunal Supremo del 17 de junio de 2016.

Sentencia del Tribunal Supremo del 17 de junio de 2016.

Aquí compartimos la sentencia del Tribunal Supremo sobre los Bonos del Banco Popular, una puerta que se abre para recuperar tu dinero. ¡Únete a nuestra plataforma y exijamos que te devuelvan tu patrimonio!

La parte que más nos gusta es ésta:

Desestimar los recursos extraordinario por infracción procesal y de casación interpuestos por Banco Popular Español, S.A. contra la sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Álava, con fecha 2 de mayo de 2014, en el recurso de apelación no 89/2014 . 2.o- Imponer a Banco Popular Español, S.A. las costas causadas por ambos recursos y ordenar la pérdida de los depósitos constituidos para su interposición. Líbrese al mencionado tribunal la certificación correspondiente, con devolución de los autos y del rollo de Sala.

Notifíquese esta resolución a las partes e insértese en la coleccion legislativa.

Puedes descargar, aquí, la sentencia del Tribunal Supremo contra los Bonos del Banco Popular.