//
Llame GRATIS: 900 64 92 40

Artículo: “Si cuela, cuela…”

Aquí compartimos un enlace que os llevará a una columna de reflexión muy acertada de Joan Carles Valero, un...

En los Bonos Convertibles del Banco Popular: ¿Qué documentación necesito?

Primeros Pasos A unos días de que estallen la “burbuja” de los Bonos Convertibles del Popular, son muchos...

Los Bonos Convertibles de Banco Popular

La entidad emitió bonos por valor de 700 millones de euros, por lo que, son miles los afectados por los...

Cronología de los Bonos Convertibles del Banco Popular

Fue en el año 2009 cuando, por falta de liquidez, Banco Popular emitió y comercializó los “Bonos...

¿Qué plazo tengo para reclamar mis ahorros?

Muchos de vosotros, os preguntáis si tenéis que hacer algo antes del 25 de noviembre o de que plazo...

Accionistas Afectados por el Banco Popular: una nueva crisis bancaria

Un nuevo frente para el Banco Popular se abre. Ahora, los accionistas de Banco Popular tienen la puerta...

En 2009, el Banco Popular colocó 700 millones de euros en deuda, en el producto Bonos Subordinados Banco Popular, que combinaba rentabilidad fija y variable. Dichos bonos tenían un plazo de vencimiento de 4 años –en 2013–, cuando serían canjeados por acciones, pasando a ser una inversión de renta variable.

En el mes de abril de 2012, ante los resultados bursátiles de la entidad, Banco Popular decidió ampliar el vencimiento de los bonos hasta el 25 de noviembre de 2015, fecha en la cual se canjearían por acciones a un precio de 17,75€ por acción.

El producto, que fue comercializado como si de un “plazo fijo” se tratara, tenía una rentabilidad fija de Euribor –a tres meses– más cuatro puntos porcentuales, pero en 2012, la entidad ofreció una rentabilidad del 7% hasta el vencimiento de los bonos, lo que ocasionó que casi el 100 % de los bonistas se apuntaran al canje.

Acercándose la fecha de vencimiento de los bonos, las acciones de Banco Popular ostentan una cotización media de unos 4€ –3,64€, a 23 de octubre de 2015– y los inversores verán su dinero canjeado en acciones con pérdidas de hasta el 80% de su inversión.

Aún teniendo en cuenta los intereses que se han obtenido desde la suscripción de los bonos, la pérdida de capital de los bonistas, se sitúa en torno al 40 o 50 por ciento.

Nos encontramos con un producto de alto riesgo que fue comercializado sin hacer observancia de las exigencias mínimas de transparencia.

Los Bonos se comercializaron insistiendo en su alta rentabilidad y en que se trataban de productos seguros, similares a un “plazo fijo”. Fueron colocados entre todo tipo de clientes, sin realizar los tests de conveniencia e idoneidad y no se les informó de los riesgos ni de la verdadera naturaleza de este híbrido financiero.

Desde la plataforma de afectados, queremos aunar esfuerzos para poder recuperar nuestros ahorros. Sabemos que la comercialización de estos productos es nula y queremos recuperar lo que es nuestro.

Únete, juntos podremos con el banco.